Pages Navigation Menu

Familia, salud, nutrición y bienestar. La revista para estar bien.

Comer Sano

VERDURAS: ¿FRESCAS, CONGELADAS O EN CONSERVA?

Posted by on Jul 9, 2018 in Comer Sano, Noticias | 0 comments

VERDURAS: ¿FRESCAS, CONGELADAS O EN CONSERVA?

¿Pierden mucho las verduras congeladas o en conserva respecto a las frescas? En cuanto a textura y sabor, desde luego, es cuestión de gustos. Sin embargo, los últimos estudios parecen inclinar la balanza hacia los que piensan que las tres opciones son bastante semejantes desde el punto de vista nutricional. Así que lo importante no es cómo se toman, sino tomarlas.

Empecemos por los congelados; dado que en general se congelan a las pocas horas de su recolección, mantienen bastante bien las ventajas nutricionales de las verduras frescas. Es cierto que antes de ser congeladas, las verduras se someten durante unos minutos a un hervido previo, lo que hacen que se pierdan parte de sus vitaminas hidrosolubles menos estables, como la B1, la C, y también parte de sus antioxidantes. Sin embargo, se mantienen íntegramente las liposolubles (A y E), la fibra y los minerales.

¿Qué ocurre con las verduras en conserva? Tienen la gran ventaja de que su conservación es más duradera (en general, más de un año y con frecuencia mucho más) y no ocupan espacio en el congelador. A esto hay que añadir, frente a los congelados que no hay que preocuparse por si se habrá roto o no la cadena del frío, tanto por parte los almacenistas y transportistas como por parte del propio consumidor.

Las conservas suelen tratarse con calor, aunque no siempre, lo que hace que pierdan ciertas vitaminas como ya vimos con los congelados. En general, es la forma que pierde más nutrientes en el momento de su elaboración, pero esto queda compensado por el hecho de que los que quedan se conservan sin pérdida adicional durante más tiempo, cosa que no ocurre con los frescos ni con los congelados.

¿Cómo saber si estoy alimentando sano y nutritivo a mi familia?

Posted by on Mar 5, 2018 in Comer Sano, Noticias | 0 comments

¿Cómo saber si estoy alimentando sano y nutritivo a mi familia?

Por: Dra. Melissa Aimé Garza Charles / Médico Bariatra

Según los conocimientos actuales, los conceptos en que debe basarse una dieta sana son: poca cantidad y mucha variedad. No hay nada más recomendable en alimentos que una dieta equilibrada, la cual incluya todos los grupos de alimentos existentes. Por lo tanto, la clave está en saber cuánto comer de cada alimento a lo largo de la semana y cómo repartirlo en las diferentes comidas.
El consumo balanceado de los nutrientes básicos que contienen los alimentos depende especialmente el buen funcionamiento del cuerpo humano y la ausencia de trastornos o enfermedades. Los grupos de nutrientes básicos que necesita el ser humano son seis: agua, proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales.

Aunque todos ellos se encuentran en la mayoría de los alimentos naturales, su proporción es desigual, y ninguno posee todos. Por ejemplo, los aceites sólo contienen grasas, mientras en el huevo se encuentra la proteína. Para obtener una dieta armónica es recomendable combinar los productos alimentarios según los nutrientes fundamentales que contenga.

Tel 4851921  |  0448441074754

[email protected]

Empieza el reto

Posted by on Jun 29, 2017 in Comer Sano, Noticias | 0 comments

Empieza el reto

 BAJA DE PESO

 La dieta y tener un cuerpo espectacular es una de las metas que la mayoría de las personas desean cumplir. Llevar una buena alimentación es una forma de vida que ayuda a sentirte mejor física y emocionalmente, previene enfermedades y proporciona energía.

Come bien y vive más

Posted by on Jun 7, 2017 in Comer Sano, Noticias | 0 comments

Come bien y vive más
Los alimentos son fundamentales para el correcto desarrollo mental de una persona. Ayuda a pensar, crear y entender. Así mismo permite el  crecimiento físico del cuerpo.

 Comer bien previene enfermedades, te hace sentir mejor y da una alta calidad de vida. Por eso,  la alimentación balanceada es la base de una buena salud.

  1. Minerales:
    Son importantes para la elaboración de los tejidos y la regulación de las hormonas. Entre los principales estan: el calcio, el potasio y el hierro.
  2. Carbohidratos:
    Son una fuente de energía, además proveen: fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes. Existe una gran variedad de carbohidratos, algunos de ellos son; la pasta, las frutas, verduras y los cereales.
  3. Grasas:
    Son el combustible del cuerpo, proporcionan energía y un buen rendimiento físico. Dentro de las permitidas son; los aceites, frutos secos,  el aguacate, el pescado y los mariscos.
  4. Proteínas:
    Sirven para la construcción de los órganos del cuerpo. Esto  incluye,  los músculos,  el hígado, el corazón,  la sangre y la  piel.  Se encuentran  en la carne roja, en el pollo, en el pescado y en los huevos.
  5. Vitaminas:
    Son esenciales para el metabolismo y la vista. Ayudan  a la coagulación de la sangre, al desarrollo óseo y  protegen al cuerpo de sustancias peligrosas.  Se obtienen en algunas  frutas y verduras.
  6. El agua:
    Es vital para el cuerpo humano, interviene en casi todas las funciones del organismo y se puede encontrar en diversos alimentos y bebidas.

Hígado graso como consecuencia de la obesidad.

Posted by on Nov 3, 2015 in Comer Sano, Noticias, Otros | 0 comments

Hígado graso como consecuencia de la obesidad.

Por: Dra. Melissa Aimeé Garza Charles / Médico Bariatra / SBELTA

Cada vez más niños sufren enfermedades de los adultos, esto se debe a que no siguen una alimentación balanceada y no practican ejercicio diario. Uno de estos problemas es el hígado graso, padecimiento que se está diagnosticando en menores de nueve años y adultos jóvenes.

Este problema presenta una alteración del órgano, acumulación excesiva de grasa en las células del hígado. Padecimiento que no es fácil de diagnosticar, pero cuando un menor o joven adulto presenta sobrepeso u obesidad se le deben realizar exámenes de laboratorio o ultrasonido abdominal; ya que éste es el procedimiento para diagnosticar el hígado graso, ya que no existen síntomas que identifiquen la enfermedad, pero en algunos casos puede presentarse dolor abdominal, lo cual nos ayudaría a sospechar la enfermedad.

fds

Los factores de riesgo para desarrollar un hígado graso son el incremento rápido de peso, sedentarismo y consumir alimentos ricos en azúcar, grasa y harinas. La obesidad es la consecuencia de una mala alimentación que se le da al niño. “El hígado graso no sólo se da por la grasa, sino por el consumo excesivo de azúcar, el hígado no pude metabolizar solo tanta azúcar”. Para consumir una alimentación “sana” no se necesita consumir comidas o productos light, podemos ingerir hasta tres porciones de frutas al día y 4 de verduras y en el caso de los lácteos pueden ser bajos en grasa, de preferencia consumir carnes blancas y las rojas solo dos a tres veces por semana.

La obesidad en niños y adultos jóvenes es una epidemia que se ha incrementado muy rápido últimamente. Las prisas, sumado a las demandas laborales han restado tiempo a las familias, y no sólo se han sacrificado los momentos de compartir, sino también la buena nutrición.

Además, la tecnología ha vuelto a nuestros niños y jóvenes personas menos activas físicamente, causando un aumento de enfermedades que se presentan cada vez más en edades tempranas, entre éstas: hígado graso no alcohólico y la esteatohepatitis.

hythyt

Estas dos enfermedades son la causa más común de enfermedad hepática crónica en niños y adolescentes en países industrializados. Esto asociado a un aumento de sobrepeso y obesidad. Aunque los criterios varían en diferentes estudios, la prevalencia hasta el día de hoy de hígado graso en niños y adolescentes con obesidad puede llegar de un 40 a un 90%, a mi consideración alta respecto a años anteriores y no presente en estas edades.

El hígado graso no alcohólico es una afección de origen metabólico que consiste en la acumulación de grasa en la célula hepática. Médicamente se la denomina “esteatosis” y engloba un conjunto de condiciones clínicas que van desde la simple presencia de grasa en el tejido hasta el desarrollo de inflamación, llamada “esteatohepatitis” y fibrosis hepática, pudiendo evolucionar hasta una cirrosis.

Lo peor de esta enfermedad es que es asintomática, por esto es necesario hacer pruebas de función hepática y un ultrasonido abdominal. Estas enfermedades hay que saber diferenciarlas en adultos y en niños pudiendo ser con una biopsia de hígado.

En los niños es importante la pérdida de peso y el aumento de la actividad física para ayudar a bajar los valores de transaminasas y la inflamación celular del órgano. La medida preventiva es la más importante y nosotros debemos esforzarnos para mantener el mejor ritmo de vida en condiciones de salud.

No hay como la medicina preventiva. Yo cuido a mis pacientes, oriento, guío, del trabajo, el 90% es de ellos, yo solo contribuyo con un 10% que es la guía alimenticia pero recuerden que una hipertensión arterial, una diabetes mellitus al igual que muchas otras enfermedades no se quitan nunca solo se controlan con medicamento. La alimentación es la base de muchas si no es que de todas las enfermedades.

CALLE FRESNOS No. 226 FRACC. BALCONES DE LA AURORA SALTILLO, COAH.
TEL 844 485-19-21 | CEL: 844 107-47-54