Pages Navigation Menu

Familia, salud, nutrición y bienestar. La revista para estar bien.

PREECLAMPSIA

PREECLAMPSIA

Por: Dr. Fortunato Rodríguez Coss / Ginecología y Obstetricia – Biología de la Reproducción Humana

La Preeclampsia es una condición grave del embarazo y representa un peligro importante ya que muchos de sus signos no son evidentes, mientras que algunos síntomas parecen ser los efectos normales del embarazo sobre el organismo. Muchas mujeres que sufren de preeclampsia no se sienten enfermas y a veces reaccionan con sorpresa o frustración cuando se les ordena el reposo absoluto o son hospitalizadas aun cuando se sienten bien.

Hipertensión (Presión arterial alta)

La definición tradicional de la presión arterial alta es un valor de 140/90 o mayor medida en dos ocasiones diferentes con seis horas de separación. La presión arterial alta es uno de los principales signos que nos indica que la preeclampsia podría estar desarrollándose.

Proteinuria (Proteínas en la orina)

La proteinuria es otro signo de la preeclampsia que ocurre cuando proteínas salen de la sangre y se vierten en la orina. Normalmente, las proteínas están confinadas a la sangre debido a la acción filtrante de los riñones; sin embargo, la preeclampsia daña este ‘’filtro’’ de forma transitoria. Una sencilla prueba de orina con tiras reactivas en cada cita prenatal puede detectar la proteinuria

Edema (Hinchazón)

Hinchazón durante el embarazo se considera normal hasta cierto punto. Por ejemplo, es posible que se le hinchen los pies, incluso que le resulte difícil usar sus zapatos habituales. El edema es la acumulación de líquidos en exceso y es causa de preocupación si se observa en la cara, alrededor de los ojos o en las manos.

Aumento Súbito de Peso

Un aumento de peso de dos libras (?900 gramos) o más en una semana puede indicar preeclampsia. Este aumento tan repentino de peso puede ser ocasionado debido a vasos sanguíneos dañados que provocan que se vierta más agua en el cuerpo y que ésta permanezca en los tejidos en lugar de ser filtrada por los riñones para ser excretada.

Náuseas y/o Vómito

Las náuseas y el vómito se consideran síntomas significativos particularmente cuando aparecen repentinamente durante la segunda mitad del embarazo. Las náuseas matutinas provocadas por el embarazo generalmente dejan de presentarse después del primer trimestre. La aparición repentina de náuseas y/o vómito en la segunda mitad del embarazo pueden ser síntomas asociados a la preeclampsia.

Dolor Abdominal (área estomacal) y/o del Hombro

Este tipo de dolor abdominal suele presentarse debajo de las costillas en el lado derecho y se conoce también como dolor epigástrico o dolor del cuadrante superior derecho.

Dolor de Cabeza

Los dolores de cabeza penetrantes, severos o punzantes que no mejoran pueden ser causa de preocupación (a veces se caracterizan como dolores de migraña).

Dolor Lumbar (espalda baja)

El dolor de espalda baja es una molestia muy común del embarazo. No obstante, a veces puede indicar alguna complicación del hígado, en especial si se acompaña por otros síntomas de la preeclampsia.

Cambios en la Visión

Los cambios en la visión representan uno de los síntomas más serios de la preeclampsia y casi siempre amerita una consulta inmediata con un profesional de la salud certificado. Los cambios en la visión pueden asociarse con irritación del sistema nervioso central o indicar edema cerebral (hinchazón del cerebro). Estas alteraciones visuales incluyen la pérdida transitoria de la visión, la sensación de destellos intermitentes, auras, sensibilidad a la luz y visión borrosa o con puntos ciegos.

Hiperreflexia

La hiperreflexia se detecta cuando sus reflejos son tan fuertes que al golpear levemente su rodilla con un martillo de goma, su pierna reacciona con mucha fuerza.

Pulso acelerado, confusión mental, sensación creciente de ansiedad, dificultad respiratoria o dolor en el pecho, sensación de fatalidad inminente

Si alguno de estos síntomas anormales se presenta por primera vez, puede indicar una presión arterial elevada o en casos extremos, acumulación de líquido en los pulmones (edema pulmonar).

Tratamiento

EL tratamiento si las alteraciones son graves consiste en el desembarazo, sin embargo en ocasiones se ha logrado tener un manejo a la expectativa sin datos de alarma. La recomendación es que comunicarse con su proveedor de atención médica si éstos no son síntomas familiares para usted. Si estas sensaciones no son nuevas para usted, asegúrese de mencionar estas observaciones a su proveedor de atención médica durante su próxima consulta para que pueda monitorear estas alteraciones durante todo su embarazo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *