El cambio climático se manifiesta en el mundo entero

Ondas de calor, tormentas, deslaves,… todos estos fenómenos son producto del cambio climático.

Ola de calor azota Canadá y Estados Unidos

Al noreste de Vancouver se llegó a 49,6 °C , la mayor temperatura jamás registrada en Canadá; y en Oregon, las temperaturas fueron superiores a la máximas registradas en Las Vegas, ciudad en medio del desierto, y todo esto en una región de clima normalmente templado en esta época del año. Al mismo tiempo, decenas de incendios se han registrado en el oeste de Canadá y en California, en Estados Unidos, lo que obligó a evacuar a miles de personas, haciendo más difícil reducir la ola de calor.

El ‘domo de calor’ que azotó hace unas semanas el oeste de Canadá, en donde dejó más de 400 muertos, y en Estados Unidos, donde se cuentan 80 muertes, en medio de temperaturas récord, seguramente hubiera ocurrido aún sin el cambio climático; pero la extensión y la gravedad de las altas temperaturas indiscutiblemente se multiplicaron por las alteraciones en el ambiente, afirman los expertos. La persistencia de las altas temperaturas se ocasionaron como consecuencia del ‘domo de calor’, una masa de aire caliente que presiona hacia abajo sobre un área enorme, y cuando el aire caliente trata de ascender, este sistema de alta presión lo empuja hacia la superficie y a medida que se comprime, se vuelve más denso y más caluroso.

En Alemania y Bélgica las devastadoras inundaciones han dejado 183 muertos y cientos de desaparecidos

Al menos 183 personas han muerto y cientos permanecían desaparecidas hasta este domingo 18 de julio, como consecuencia de las graves inundaciones que causan estragos en Alemania y Bélgica.

Las fuertes lluvias arrastraron árboles, casas y automóviles. Una de las poblaciones más afectadas es Schuld, un pequeño pueblo que ha quedado casi completamente destruido. Alemania ha destinado 900 soldados para colaborar en la búsqueda de desaparecidos a causa de las peores lluvias en la región desde hace más de 50 años. No son pocos los alemanes que comparan la magnitud de la devastación actual con los golpes que sufrió el país en la Segunda Guerra Mundial. Y como recordatorio de la guerra, el ejército de Alemania está utilizando vehículos blindados para ayudar a limpiar los escombros. La canciller alemana Angela Merkel describió la escena “surrealista y fantasmal” y prometió una pronta ayuda financiera y un mayor interés político para frenar el cambio climático.


La región alemana de Renania-Palatinado, una de las zonas más afectadas por las lluvias e inundaciones.

En Japón, un deslave deja 4 muertos y al menos 24 desaparecidos

Se estima que el deslizamiento de tierra del pasado sábado 3 de julio destruyó 130 casas y varios edificios. Imágenes emitidas por la emisora pública japonesa NHK mostraban cómo el fuerte torrente de barro se deslizaba por las calles de la ciudad, llevando consigo cientos de escombros mientras algunas personas huían. Más de 2,800 hogares en la región se quedaron sin electricidad, según la Compañía de Energía Eléctrica de Tokio.

Japón es un país muy montañoso y densamente poblado y los deslizamientos de tierra no son inusuales, dice  la BBC en Tokio. Pero existe una creciente evidencia de que el cambio climático está haciendo que este tipo de eventos climáticos extremos sean más frecuentes y más destructivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.